Sesiones

música prepost en ocasiones deja a un lado los trastos, portadas, cámaras y demás cacharros para rebuscar entre sus discos más bailables y extraer una sesión meramente musical que, como siempre, no se ceñirá a ninguna regla melómana; tan sólo el disfrute de la música de baile. Una macedonia cuyos frutos variados y exóticos podrán ir desde Bo Diddley a Green Velvet pasando por Palais Schaumburg o el mismísimo Prince; Rock and Roll, Techno, Post Punk, New Wave, No Wave y todo lo que haga menear el bullarengue.